• Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre tabla
    122 x 122 cm
    Año: 1983

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre tabla

    55 x 41 cm

    Año: 2000

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre tabla
    122 x 122 cm
    Año: 1999

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre tabla
    125 x 90 cm
    Año: 1990

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre lienzo

    116 x 90 cm

    Año: 1976

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre lienzo

    116 x 89 cm

    Año: 1976

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre tabla

    122 x 122 cm 

    Año: 1990

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre tabla

    152 x 205 cm

    Año: 1980

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre tabla

    122 x 45 cm

    Año: 1978

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre lienzo

    73 x 62 cm

    Año:1969

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre tabla

    54 x 42 cm

    Año: 1969

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre tabla

    54 x 42 cm

    Año: 1969

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre tabla

    122 x 100 cm

    Año: 1978

    Ver obra completa

    Descripción

  • Ciclo
    África

    Sin título

    Óleo sobre tabla

    100 x 122 cm

    Año: 1978

    Ver obra completa

    Descripción

África

África es grito, el del hambre y la sed, el de la guerra y la miseria. Presenta Jorge Rando una crónica que se niega a abandonar desde hace 45 años, una crónica hastiada de no ser escuchada, la de los invisibles, la de las existencias olvidadas. 

Se enfrentan los lienzos al hombre con un silencio ensordecedor, el del grito ahogado de los que van a morir, el de los niños sedientos, el de las madres obligadas a luchar por la supervivencia de sus hijos… Se aleja el pintor del concepto insípido de belleza para acercarnos a ella de una manera extremadamente dolorosa. 
En una sociedad donde impera la fotografía consigue el lienzo enfrentarnos a la tragedia, sin velos, mostrándonos una realidad descarnada. Se horroriza el hombre y surge el pintor ante las injusticias…

La impotencia ante las hambrunas, ante el asco de la muerte, ante el diálogo estéril entre la trinchera y las armas, ante los ojos oscuros, ojos negros y muertos que nunca supieron lo que es una mirada de ternura y consuelo, ante ese último grito de temor que nos sacude el alma, ante esa huida a ninguna parte con música de lamentos…
Jorge Rando