• Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Óleo sobre lienzo
    175 x 175 cm
    Año: 2001

    Ver obra completa

    Descripción

    La desnudez de una joven y el negro ropaje de su acompañante, elegantemente vestido. Enfrentados el dinero a la necesidad, el reconocimiento social con el rechazo, acaso, el poder con la obligada sumisión. La oscuridad les sume en el anonimato, entre un fondo de  negros, rojos, grises y amarillos en el que se intercambia el sexo y el dinero. La oscuridad les permite esa  clandestinidad, en la que dos personas caminan cogidas de la mano con total ausencia de amor. 
  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Óleo sobre lienzo
    175 x 175 cm
    Año: 1998

    Ver obra completa

    Descripción

    No hay juegos, ni libros, ni risas, ni escenas idílicas. No hay lugar para la infancia.
    Son niños, rehenes, esclavos de un destino que les obliga a venderse una  y otra vez. Un escaparate de hijos de la pobreza, de la guerra, de la miseria o el maltrato, de existencias vulnerables abandonadas en las callejuelas del infierno. La prostitución infantil es un tema que alarma y avergüenza a una sociedad que se ciega mutuamente ante hechos que manifiestan la monstruosidad a la que puede llegar el hombre. Jorge Rando se sirve del lienzo para enfrentarnos a ello.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Óleo sobre tabla
    122 x 122 cm
    Año: 2009

    Ver obra completa

    Descripción

    En esta ocasión el artista muestra a la mujer en una situación íntima. Tumbada y pensativa. Las piernas, una de ellas subida, y su cabeza ladeada muestran una conducta relajada y a la vez de constante alerta, incluso en esta actitud mantiene en su mano derecha el bolso rojo que siempre le acompaña, como la propia sombra. 
  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Óleo sobre lienzo
    165 x 145 cm
    Año: 2008

    Ver obra completa

    Descripción

    El rostro negro, el color con ausencia de color. Un negro manchado de labios rojos, un rostro sin rasgos que no evita encontrar tras la máscara el alma que esconden los cuerpos en venta.
    Una figura de formas voluptuosas… del brazo prende un bolso… quizás recorre con sus ojos los límites de su territorio.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Óleo sobre lienzo
    175 x 175 cm
    Año: 2009

    Ver obra completa

    Descripción

    El escenario de este lienzo es la espera de una prostituta, a un cliente, quizás. La  mano apoyada sobre la barbilla, absorta en sus pensamientos.  Espera, con su vestido ajustado y su maquillaje excesivo, siempre con su boca carmesí. También se adivina una delicadeza llena de autoridad. El artista se preocupa por las mujeres que pinta, mujeres cuya verdadera identidad está por debajo de esa fachada construida. El bolso rojo nunca falta.


  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Óleo sobre lienzo
    175 x 175 cm
    Año: 2009

    Ver obra completa

    Descripción

    Una posición hierática, su cuerpo se dibuja con una simplificación formal de los trazos. La mujer se muestra tensa, sus ojos cerrados la aíslan consiguiendo que su rostro se mantenga impertérrito ante la sombra negra que la acecha. En la parte inferior del cuadro, el dibujo llega a fundirse con la mancha del fondo. Es un cuadro que nos muestra la lucha constante entre la línea y la mancha en la consecución de la obra de arte.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Óleo sobre lienzo
    146 x 89 cm
    Año: 2009

    Ver obra completa

    Descripción

    Un fondo con matices obscuros cuyo libre chorreo alcanza la parte inferior de la escena. Su vestido extremadamente corto, su rostro ligeramente ladeado, resalta su fragilidad en medio de la inmensidad, a merced de los avatares de ese fondo obscuro que la engulle.  Es una mujer con su bolso rojo.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Óleo sobre lienzo
    162 x 130 cm
    Año: 2009

    Ver obra completa

    Descripción

    Prostitución proviene del latín Prostituere que significa exhibir para la venta. En este cuadro nos encontramos ante esa exposición pública, ante esa espera a ser escogida entre los mirones que la circundan. Pero la mujer no se muestra con actitud provocadora ni  descarada. Estamos ante una mujer que no mira al frente, la posición de sus brazos que cubren su torso pueden indicar un instinto de autoprotección. Jorge Rando pinta sus prostitutas con un pequeño bolso rojo, donde guarda su intimidad, sus cosas que no están a la venta. Su única pertenencia símbolo de su quehacer y su sacrificio.  

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Acuarela-carbón  
    21,5 x 13 cm
    Año: 2006-2007

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras. 
  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Acuarela-carbón  
    21,5 x 13 cm
    Año: 2006-2007

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras. 
  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Acuarela-carbón  
    21,5 x 13 cm
    Año: 2006-2007

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Acuarela-carbón  
    21,5 x 13 cm
    Año: 2006-2007

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Acuarela-carbón  
    21,5 x 13 cm
    Año: 2006-2007

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Tinta-acuarela
    50 x 40 cm
    Año: 2004

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Tinta-acuarela
    50 x 40 cm
    Año: 2004

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Tinta-acuarela
    50 x 40 cm
    Año: 2004

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Tinta-acuarela
    50 x 40 cm
    Año: 2004

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Tinta-acuarela
    50 x 40 cm
    Año: 2006

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Tinta-acuarela
    50 x 40 cm
    Año: 2004

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras.

  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Acuarela
    25,5 x 25,5 cm
    Año: 2006

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras. 
  • Ciclo
    Prostitución

    Sin título

    Tinta-acuarela 
    32 x 24 cm
    Año: 2008

    Ver obra completa

    Descripción

    Para Jorge Rando el dibujo tiene entidad propia. Nunca lo considera un boceto que le sirva para la realización posterior de un cuadro. Considera al dibujo como una forma de expresarse libremente de manera espontánea y sin ataduras. 

Prostitución

Prostitutas. (Desnudas, vestidas, morenas, rubias, altas, bajas, guapas, feas, ricas, pobres, obligadas, voluntarias, de mirada triste, sin mirada). Mujeres.

Prostitución es un viaje a callejones traseros de labios rojos, faldas cortas y tacones. Jorge Rando tenía su primer estudio en una de esas calles oscuras. Sus charlas, sus encuentros, su convivencia, llevaron al autor a trazar ese submundo de sexo, cuerpo y  alma, de esa existencia escondida en los suburbios de la conciencia. Un recorrido de mujeres relegadas, siempre en espera, inmutables, aguardando en las esquinas traseras de una sociedad vorágine que esconde sus realidades.

Prostitución no es condena ni denuncia, es la presentación de esa realidad esquiva, enconada en la ética y la moral, es la plasmación de esas mujeres marginadas en voz alta y solicitadas entre susurros. Un heterogéneo mundo femenino que encuentra su espacio entre los márgenes de un lienzo que demanda su visibilidad. 

Yo no denuncio. Jamás hiero la dignidad. Le doy a esas personas espacio y esperanza en esa etapa actual de sus vidas, porque solo es eso, una etapa en la vida de esas mujeres, de esos jóvenes, de esos niños… La vida no comienza ni termina con la esclavitud de la prostitución. ¡Actuemos! ¡No seamos cobardes!
Jorge Rando