Luces y Sombras Volver a Agenda

Hero

Sesión: 04 de agosto de 2017 a las 21:00

Género: Acción, Drama

Sinopsis: Cuando China estaba dividida en siete reinos que se enfrentaron entre sí para conseguir la hegemonía, la miseria y la muerte asolaron el país. Al rey Qin, que vivía obsesionado con la idea de unificar China y convertirse en el primer Emperador, intentaron asesinarlo los otros monarcas. Entre los asesinos contratados, los más temibles eran Espada Rota, Nieve Volante y Cielo. Qin promete poder, riquezas y una audiencia privada a quien consiga vencer a los tres sicarios, pero es una tarea casi imposible. De modo que, cuando el enigmático 'Sin Nombre' llega al palacio con las legendarias armas de los asesinos, el rey se muestra impaciente por oír su historia. 

Duración: 99 min

Director: Zhang Yimou

Cine expresionista

Las sesiones de cine, de finalidad educativa, se proyectan durante la época estival en el patio del museo y la entrada será libre hasta completar aforo.
    
Este género cinematográfico surgió en los convulsos años de la República de Weimar, en una Alemania de entre guerras. La nación había sido derrotada, abrumada por los trastornos políticos y sociales se encontraba temerosa ante el futuro. Los creadores cinematográficos hallaron en el movimiento expresionista el lenguaje que les permitía narrar esa angustia existencial que no encontraba cabida en el monopolio realista del cine norteamericano. La escuela alemana de la década de los 20 destacó en el panorama del celuloide por su superioridad técnica  y narrativa.
 
Un recorrido cinematográfico que parte de Wiene  (El Gabinete del Doctor Caligari, 1920), Friedrich Wilhelm Murnau (Nosferatu, 1922) o Fritz Lang (Metrópolis, 1927). El cine expresionista se extinguió a finales de la década de los 20 pero su herencia resurgió en el cine de terror de los 30 o el cine negro de los 40. Maestros del séptimo arte quedaron impresionados ante proyecciones como Las tres luces (Fritz lang) en el caso de Buñuel o Alfred Hitchcock por los estudios de cine UFA. Muchos otros como Dreyer u Orson Welles percibieron esa particular estética y premisas de la escuela alemana que siguen presentes en las creaciones de directores contemporáneos como Tim Burton y David Lynch .  
 
Sus guiones hablaban de la demencia, de la locura, la traición y la denuncia a un sistema que estaba desmoronado. Una crítica al discurso de la razón. Sus películas pueden ser incluso advertencias del futuro de una Alemania decadente como la lectura de la obra prima de este estilo, El Gabinete del Doctor Caligari. Su protagonista Cesare, sucumbido a un mundo onírico que no le permite despertar a la realidad, es víctima de la mirada oscura de lo humano, de la manipulación y opresión del alma débil que no encuentra  posibilidad de escapar.
 
Este cine forma parte de un proceso histórico de incertidumbre. Los directores eran testigos y protagonistas del avance de la modernización y sus consecuencias en la pérdida de la individualidad del ser humano, en películas que dieron origen a ese temor o visión ante el futuro como Metrópolis, cuya temática junto al uso de novedosos efectos visuales empezaba a delimitar el campo de la ciencia ficción.
 
Ante una crisis moral que azotaba la sociedad los directores enfrentaron el sentimiento a la razón con una actitud anti naturalista. En esa búsqueda por plasmar la subjetividad surgió un mundo de personajes siniestros y atormentados. El grotesco Nosferatu es el origen de la saga vampírica que mantiene su éxito.
 
Este cine formuló una estética subversiva que enfatizaba el elemento escenográfico con finalidades dramáticas o psicológicas. Su anormalidad escenográfica se caracterizaba por la distorsión óptica, la desaparición de los ejes verticales o relieves y contornos destacados hasta la exageración, la angulación visual, el uso continuo del plano inclinado o las líneas onduladas como reflejo del subjetivismo. Hicieron de la utilización de la luz un personaje y de las sombras un símbolo estético y narrativo. La fuerza de contrastes y los claroscuros son seña de identidad de este género. Una experiencia cinematográfica cuya narrativa y técnica consagró un estilo que formaría un capítulo propio en la historia del cine.
 
Una atípica cita con la gran pantalla dirigida a quienes no teman internarse en realidades distorsionadas de perspectivas falseadas, ángulos imposibles , calles que se pierden oblicuamente, fachadas asimétricas o interiores asfixiantes. De elementos fantásticos y míticos, de vampiros y  asesinos, de futuros desoladores… un mundo de luces y sombras al que no podemos sino invitarle como lo haría el Doctor Caligari.
 
¡Damas y caballeros, pasen y vean!

Cinefórum

Luces y sombras es el recorrido por el expresionismo cinematográfico desde su origen en los convulsos años de la República de Weimar hasta su influencia en las proyecciones actuales, que incluye documentales, entrevistas y otros elementos visuales.

Esta sección, de carácter mensual, comienza con una presentación que contextualiza la película y ahonda en su temática y se cierra con un coloquio que invita a la participación de los asistentes y su puesta en común.

Una mención especial merecen las intervenciones de los historiadores del Arte del museo que relacionarán cada película con aspectos históricos y estéticos de la Historia del Arte.