La belleza llora con la tragedia

La belleza llora con la tragedia. En estos lienzos el pintor quiere enfrentar al visitante a las desdichas que asolan el mundo: a la deshumanización, a la guerra, a la violencia y a la violación de los derechos humanos. Su obra es una revitalización del expresionismo que desea, mediante la fuerza de la espiritualidad, hacer visible al mundo una nueva orientación. Lienzos de silenciosa sublimidad cuyo lenguaje de color y de luz quieren devolver al hombre y a la naturaleza los valores humanísticos que ha perdido. 

… y el apocalipsis continúa en el siglo XXI. Con la creación del hombre llegó el apocalipsis a la tierra… las persecuciones… las matanzas… las violaciones… la situación es intolerable, pero se tolera. La dignidad humana se pisotea, pero se sigue negociando. Se violan todas las libertades, pero se hacen informes y estadísticas, se clasifican y hasta se realizan rankings. Se cometen por doquier actos de barbarie, pero se silencian… y tú y yo ¿Qué hacemos?
El arte de pintar es el arte de amar. Quiero que en mis pinturas la belleza llore con la tragedia.  Jorge Rando