La belleza llora con la tragedia

Jorge Rando