Todos mis escritos, pensamientos o reflexiones sobre el arte en general y sobre la pintura en particular no nacen, ni quiero que nazcan, de conocimientos adquiridos en mis estudios y lecturas sobre arte, sino de mi experiencia en el trabajo diario en mi estudio… las dudas…, a veces la impotencia…, el concepto filosófico de la pintura… que en ocasiones te lleva a la teología…, el esfuerzo mental de interiorizar lo que vayas a realizar.

En todo ese proceso hasta que la obra está terminada se recorre un largo camino…lienzo, pinceles, tubos de pintura, conocimientos adquiridos, problemas que se puedan presentar, la solución de los mismos, siempre en orden a buscar la verdad en el arte… Esta es la razón por la que escribo y saco a la luz mediante estas “reflexiones” esos pensamientos y conceptos que siempre me acompañan en mi quehacer de artista.

Jorge Rando, Málaga, enero 2000