Hay ocasiones en que todo pintor y todo artista tienen necesidad de escribir y transmitir sus sensaciones, su lucha interior en el proceso de su trabajo con sus pinceles  y sus demonios.

No sólo existe el círculo y el triángulo, también existen los pentágonos.

Jorge Rando, Colonia, noviembre 2000