El pintor ante las injusticias Volver a Pensamientos y Reflexiones

Ante lo que está ocurriendo todos los días en este mundo nuestro y en esta época que nos ha tocado vivir y contemplar, no se puede estar de mero espectador, asombrándose, condenando y viviendo.
   
Tenemos que hacer algo. Los humanos que compartimos este planeta con los demás seres que lo habitan y que tienen el mismo derecho que nosotros a disfrutar y sufrir en él, no debemos asistir impasibles a la destrucción de la vida, a las matanzas, a las violaciones de todos los derechos, a las torturas de toda índole y a todo tipo de abusos. Y no solo hay que decir NO, sino participar activamente; y no sólo condenar, sino combatir colectivamente todas las injusticias y horrores.
   
¿Qué hace el pintor ante este panorama? Pues hace lo que los demás humanos; o asiste al “gran espectáculo del mundo” en lugar de un espectador más o menos impasible, o se detiene, lo mira, lo asume y lo plasma en el lienzo como una forma de rebelarse contra todos estos crímenes, contra la humanidad y contra todas las injusticias que nos rodean y nos estrangulan ante nuestra impotencia. Por eso tenemos que hacer gritar al lienzo, que con nuestras pinceladas, colores y formas podamos expresar lo que sentimos y presentarlo ante todo el mundo con toda su crueldad y desnudez y poder gritar ¡MIRAD! ¡BASTA YA! ¿Es esto lo que queremos? ¡HAGAMOS ALGO!

Jorge Rando, Paris, junio 2001